Qué Ver en Santander en Cantabria: 10 Lugares

Vota l'articolo!

El norte de España está menos subvencionado que el Sur de España significativamente diferentes pero extremadamente bellos. Cantabria es una de las pequeñas regiones que conforman el norte español. Protegido por la Picos de Europa y bañada por el mar del Cantábrico tiene muchas cosas que hacer y una de ellas es necesariamente conocer Santander, su capital.

Santander es un destino popular para los surfistas y es una ciudad que se puede visitar en un día con la prerrogativa de querer caminar varios kilómetros. El centro histórico, que poco tiene que ver con la historia (luego entenderá por qué), es pequeño y concentrado, pero el paseo marítimo que llega hasta el faro y la zona residencial es muy largo y tan bonito que no podrá evitar pasear por él.

¿Dónde dormir en Santander?

En mi opinión, hay dos lugares principales para alojarse. En el centro o en la costa, cerca de las famosas y hermosas playas de Santander.

PULSE AQUÍ buscar un hotel en el centro de la ciudad, y AQUÍ para alojarse frente al mar.

10 cosas que ver y hacer en Santander

Esta vez no quiero darte unitinerario a pie predefinido sólo quiero darte algunos ejemplos de lo que puedes ver en el centro de Santander y sus alrededores.

1 – Conocer el pasado de la ciudad

Quizá no sea una de las cosas que menciono en primer lugar al describir una ciudad, pero en este caso es imprescindible. Antes de evaluar el Santander, hay que valorar su turbulento pasado. Un gran incendio ciertamente no hizo nada para preservar el pasado y, en cambio, definió su forma actual.

El incendio se remonta a febrero de 1941.

Debido a un periodo de mal tiempo en los alrededores de Santander hubo un fuerte viento. El fuego «comenzó» el 15 de febrero en una calle de Cádiz y desde allí, debido al fuerte viento, se propagó rápidamente por toda la ciudad durante los dos días siguientes.

Hacia el 17/18 de febrero, los bomberos, también gracias a una mejora del tiempo, consiguieron contener el incendio. No se sabe exactamente cuál fue el desencadenante, algunos afirman que un cortocircuito, otros que por razones no especificadas. El hecho es que el propio centro sufrió graves consecuencias, todos los edificios históricos resultaron dañados, si no destruidos, incluida la catedral.

La ciudad de Santander no ha tenido un pasado fácil en este sentido.

Años antes, en 1893, otro incendio causó grandes daños y muertes en la ciudad. Esta vez el fuego se propagó a un barco que transportaba dinamita y que estaba atracado en el puerto de Santander. El puerto estaba abarrotado de gente curiosa por ver qué pasaba en el barco. Aunque las autoridades eran conscientes de la gravedad de la situación, no evacuaron la zona. La dinamita explotó y se puede entender perfectamente cuál pudo ser la consecuencia. Además de algunas muertes, la ciudad se vio invadida por el agua desplazada por la fuerza de la explosión.

No queriendo perderse nada, en 1894 se produjo una segunda explosión durante las labores de recuperación de la dinamita que se había perdido en el fondo del mar tras la desgracia del año anterior. El recuerdo de estos acontecimientos es un monumento en el paseo marítimo frente al muelle principal.

2 – Visitar el centro histórico de Santander

Cómo no empezar por el núcleo principal de la ciudad, asumiendo, no obstante, que hay poco que sea verdaderamente histórico. Esto no se debe a que haya habido una mala conservación de las obras arquitectónicas, sino a que Santander fue víctima de ese gran incendio que he mencionado en el párrafo anterior.

Una cosa importante que hay que decir es que el centro de la ciudad no está directamente en el Golfo de Vizcaya, sino que da a un tramo de mar llamado Bahía de Santander, al abrigo del promontorio de la Magdalena.

El centro está situado cerca de la Catedral (Catedral de Nuestra Señora de la Asunción). Aquí también encontrará los jardines de la ciudad, el Jardines de Pereda. En los lados opuestos se pueden ver el conocido Banco de Santander y el moderno Centro Botínuna obra de Renzo piano que se inaugurará este mes (junio de 2017).

El centro de Santander es bastante íntimo, yendo desde los Jardines de Pereda hacia el paseo marítimo y, por tanto, hacia el embarcadero del ferry, observará dos esculturas muy importantes para la ciudad.

La primera conmemora y recuerda el doloroso incendio que asoló la ciudad en 1941.

La segunda, más hacia el muelle, hace referencia a las explosiones de 1893/94, otro acontecimiento importante en la historia de la ciudad de Santander.

Hacia el interior de la ciudad se puede ver uno de los lugares más populares, a saber Plaza Porticadauna plaza caracterizada por su forma cuadrada y sus arcadas clásicas.

Saliendo del centro y caminando por el paseo marítimo hacia las playas de la costa norte, verá a su derecha unas estatuas llamadas «Los Raqueros«; representan a los niños que en aquella época se arrojaban al mar para intentar recoger lo que arrojaban por la borda los barcos que pasaban. Las estatuas, que representan a unos niños dispuestos a arrojarse al mar, son muy peculiares.

los raques santander cosa vedere

3 – Recorrer el Mercado de la Esperanza

Este mercado es una de las cosas que ver en Santander. Situado en la plaza del mismo nombre, es un mercado cubierto donde sólo se vende pescado. Decenas de puestos con pescado de todo tipo.

mercado de la esperanza santander

Un mercado animado, calificado como uno de los mejores de España por la calidad de las capturas. También lo he incluido entre los los mejores mercados cubiertos españoles. Si viviera en Santander sería una parada fija diaria.

4 – Atiborrarse de pinchos

Y llegamos al aspecto gastronómico de Santander: ¡los pinchos!

Mini raciones de comida que se sirven al estilo del aperitivo italiano. Los mostradores, a la hora del aperitivo, están repletos de diferentes tipos de pinchos que se toman con copas de vino.

Los pinchos son bastante parecidos a las tapas, pero su origen es completamente distinto. Tienen su origen en el acompañamiento de una copa de vino y toman su nombre de «pinchare», es decir, ensartar varias porciones de comida con un palillo de manera que resulte más fácil comerla.

pinchos santander mangiare

Suelen basarse en un trozo de pan con diversos ingredientes que pueden ir desde el clásico chorizo hasta pescado cocinado de diversas formas. Los tipos de pinchos son muchos y creo que también hay un toque extra de creatividad que añade cada lugar. Es una de las cosas que hay que hacer en Santander y en todo el país Cantabria.

Por cierto, lea mi artículo sobre qué son las Tapas y la diferencia con los Pinchos.

pinchos santander mangiare

5 – Disfrutar de las playas y el mar

El centro de Santander está desconectado de sus hermosas playas de la costa norte. La zona residencial se ha expandido en dirección a las playas y al promontorio de la Magdalena. Mirando el mapa, al norte/oeste de La Magdalena se puede ver una sucesión de calas más o menos largas.

Puede encontrar el Playa del Camello con su característico acantilado gigante; no es una playa muy grande. Toma su nombre de una pequeña roca que supuestamente se parece a un camello. Hay que hacer un pequeño esfuerzo con la imaginación porque ha sido parcialmente erosionado por las olas y el viento, pero más o menos podemos decir que se parece a uno. Siguiendo por el paseo marítimo se encuentra el hermoso Playa El Sardinero, la playa principal que también es muy frecuentada por los santanderinos en las horas previas a la noche; son muchos los que practican deporte o juegan con sus perros en esta amplia y pintoresca playa de Santander.

6 – Surf en la costa de Santander

Santander es destino de muchos surfistas. Los amantes del surf encontrarán aquí el entorno ideal. Una de las mejores playas es Playa de Somo. Otra característica es que las playas y el mar de Santander se ven muy afectados por las mareas; notará que cada seis horas la playa se acorta y se alarga muchas decenas de metros. Es un fenómeno muy intenso y sólo hay que mirar la playa mojada para ver hasta dónde puede llegar el agua, algo muy extraño.

el sardinero santander

7 – Paseando por el paseo marítimo

Combine las playas de Santander con un bonito paseo marítimo y obtendrá un hermoso paseo con vistas. Por cierto, es un tramo muy largo. Si piensas que desde el centro de Santander hasta la Playa El Sardinero hay unos 40 minutos andando, imagínate lo que tardarás en llegar hasta el faro. Te recomiendo encarecidamente que hagas este hermoso recorrido a pie, si encuentras un buen día también podrás tomar algunas fotografías memorables.

8 – Llegada al Faro de Cabo Mayor en Santander

Siguiendo por el paseo marítimo, más allá de las playas más concurridas de Santander, a lo lejos se divisa el Faro de Cabo Mayor.

Atención: para llegar hasta allí tendrás que subir por un camino interior porque las playas terminan en una cresta rocosa, muy peculiar porque parece catapultarte a un ambiente escocés o irlandés. Para llegar al faro, hay que entrar en el parque o simplemente tomar el avenida del Faro. Lamentablemente no pude ir por falta de tiempo, pero creo que es una visita obligada en Santander.

Te dejo un mapa para que sepas cómo llegar al faro.

9 – Fotografiar fotografiar fotografiar y más fotografiar

¿Tengo que repetirlo?…fotografiar, sí, porque el paisaje costero de Santander deja lugar a tantas ganas de inmortalizar en película (nota del editor: término ya obsoleto) todas las vistas características. Desde las playas Península de la Magdalena habrá muchos momentos en los que su mirada se verá atraída. Incluso el simple romper de las olas en los acantilados cercanos a la orilla o en la ensenada al final de Playa El Sardinero serán tomas que le darán mucha satisfacción.

santander spruzzi cosa vedere

10 – Visita a la Península de la Magdalena

Podríamos decir que el Península de la Magdalena con su palacio, es la joya de Santander. Todo un parque de 25 hectáreas envuelto por las olas del mar, en su interior mucha vegetación, hermosas vistas y un elegante palacio.

La península se puede recorrer a pie o en tren turístico, mi consejo es que camine y disfrute de las vistas tomándose su tiempo y su tiempo. Es pequeño, a pie se puede recorrer en un cuarto de hora, no te preocupes.

strada palacio de la magdalena santander

Este palacio no era otro que la residencia real de verano, construido a principios del siglo XX fue el «imán» para la expansión de la ciudad hacia las playas de El Sardinero.

La zona de la playa se convirtió en una importante zona residencial por su proximidad a la residencia real. Ahora el Palacio de la Magdalena se puede visitar y en verano se convierte en universidad.

palacio de la magdalena santander cosa vedere

Santander es una ciudad que me impresionó de una manera muy agradable. Su paseo marítimo es muy muy atractivo y si le gustan las olas también puede ser una buena opción para unas vacaciones de verano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí