Qué Ver en Normandía: Historia y Hermosos Paisajes

Un viaje a Normandía en Francia no es sencillo. O mejor dicho… es muy sencillo porque estamos en Europa y no hay grandes problemas para un viajero, pero es un viaje complicado porque visitar Normandía significa necesariamente toparse con un trozo de historia que ha marcado la vida de muchos de nuestros familiares.

Lo que ocurrió en Normandía no es uno de esos acontecimientos históricos que sólo se leen en los libros y que, una vez que se cierra el libro, «puf» se olvida en cinco minutos.

No! El desembarco aliado en la costa de Normandía tuvo lugar la mañana del 6 de junio de 1944. Es un trozo de historia que, nos guste o no, forma parte de nuestro ADN. Una vez que te pones delante de esos lugares, tu mente se remonta a unas décadas antes. Imaginas la escena en tus ojos y te parece increíble que todo haya sucedido.

cosa vedere normandia memoriale caen
El Memorial de Caen

Pero un viaje a Normandía no sólo tiene que ver con el desembarco de la Segunda Guerra Mundial. Normandía es la región francesa de las colinas que suben y bajan y que parecen estar pintadas con casas esparcidas aquí y allá.

Normandía es parte de la costa de Alabastro, cerca de Étretat, es el olor a queso que envuelve el coche después de haber comprado camembert en el supermercado; Normandía es el Monte Saint Michel que por sí solo merecería todo un viaje.

4 o 5 días por las carreteras de Normandía son ideales y son días intensos y llenos de cosas que ver, aunque las distancias son muy cortas para los que, como yo, están acostumbrados a viajar por carretera. La etapa más larga fue de 180 kilómetros.

¿Qué ver en Normandía?

Lo bueno de un viaje a Normandía es que el «tema» de cada día es diferente:

  • La naturaleza con el litoral de Étretat y los paisajes del interior.
  • Historia con los museos y lugares del desembarco de Normandía.
  • Una visita a la ciudad con la bella Rouen.
  • Un lugar casi místico con la increíble abadía del Monte Saint Michel.

Saquemos algunas conclusiones y esbocemos lo que hay que ver.

1 – Los lugares del desembarco de Normandía

Al ser una de las cosas que más me conmovieron durante el viaje, no puedo más que ponerla en lo más alto de la lista de cosas que ver en Normandía.

cosa vedere normandia
Monumento cerca de Omaha Beach

Es algo que te hace pensar y, teóricamente, debería impregnar al visitante. Te ayuda a darte cuenta de que no hay que volver a cometer ciertos errores del pasado. Es un lugar al que los grandes del planeta deberían volver de vez en cuando y meditar.

El desembarco de Normandía tuvo lugar en el tramo de costa entre El Havre y la península de Cotentin.

Hay cinco playas (con nombres en clave): Juno, Sword, Gold, Utah y la sangrienta Omaha cerca de Colleville-sur Mèr.

No voy a entrar en una explicación paso a paso porque hay un artículo aparte, pero sólo diré que no es necesario visitar las 5 playas de desembarco. A decir verdad, salvo la playa de Colleville-sur Mèr y la de Arromanches, las demás son playas normales. Sólo la historia los ha hecho tan famosos.

Escribí un artículo entero centrado en los lugares de desembarco de Normandía, si quieres leer más -> Lugares y playas del desembarco de Normandía

En resumen, esto es lo que no debes perderte:

  • En Arromanches, te recomiendo que vayas porque desde la colina del museo del cine de 360°, tienes una vista maravillosa de toda la bahía. Todavía puedes ver claramente las estructuras del puerto móvil construido por los aliados tras la invasión de Normandía.
  • En Colleville-sur Mèr encontrarás la playa de Omaha, la playa donde el desembarco fue más difícil y sangriento. La playa es muy amplia y hay un monumento/obra dedicado a los soldados caídos.
  • Cerca de Colleville-sur Mèr , no puedes dejar de ver el Cementerio Americano Conmemorativo. Un sinfín de cruces blancas en un prado verde te hará pensar.
  • El memorial de Caen, en comparación con los demás museos de Normandía, ofrece una visión general de todo lo que hay desde el final de la Primera Guerra Mundial hasta la actualidad, centrándose obviamente en el periodo de la Segunda Guerra Mundial con todas sus fases. En el interior hay una sección especial dedicada al desembarco de Normandía. Un museo que, en mi opinión, merece una visita.
  • El puente Pegasus entre Bénouville y Ranville. Poca gente lo menciona entre las cosas que hay que ver en Normandía, pero éste fue uno de los primeros objetivos tras el desembarco. Un estratégico puente semimóvil por el que todavía hoy se conduce.
  • El Point du Hoc, no lejos de Omaha Beach.
cosa vedere normandia spiaggia dello sbarco
Restos de estructuras aliadas en la playa de Arromanches

2 – Monte Saint Michel

El segundo lugar en la lista de cosas que ver en Normandía es, por supuesto, este impresionante lugar. Realmente, hacer un viaje a Normandía sin llegar al Monte Saint Michel sería una locura.

No puedes llegar en coche, pero puedes hacerlo a pie o utilizando el cómodo servicio de transporte que sale de los aparcamientos de tierra firme. Todo es realmente muy sencillo.

El Monte Saint Michel te embrujará, pasarás varios minutos contemplando el mar en la distancia, preguntándote cómo puede estar a tantos kilómetros y recorrerlo todo en unas horas. Una locura.

Lee también: Visitar el Monte Saint Michel: Castillo, mareas y horarios

cosa vedere normandia
Mont Saint Michel

3 – Étretat y sus acantilados

Étretat es un pequeño pueblo de 1.500 habitantes que se desarrolló entre dos acantilados que dan al mar: los acantilados de Amont y Avant. En uno de ellos construyeron una iglesia, en el otro un campo de golf… bajo el mar chocando contra los acantilados y el pintoresco pero diminuto pueblo de Étretat.

Lee también: Étretat: la ciudad entre los acantilados de Normandía

cosa vedere normandia scogliere di etretat
Acantilados en Étretat

Realmente es un lugar que merece la pena, tanto desde el punto de vista fotográfico como natural. Casi parece, y quizás lo sea, que estos acantilados son perfectamente complementarios a los de la costa inglesa, más o menos deberían ser cerca de las Seven Sisters. Al anochecer, el peñón Aval se ilumina y el espectáculo está garantizado.

4 – Rouen, la ciudad de Juana de Arco

¿Sabes cuando vas a visitar una ciudad sin grandes expectativas? Eso es lo que ocurrió con Rouen. No me pareció tan interesante. Por supuesto, no necesitas tres días para visitarlo, pero un día es suficiente.

Ruán es una joya que no debe perderse. Además de su famosa catedral, que es realmente impresionante, hay otras dos iglesias importantes y fascinantes que sufrieron durante la guerra los bombardeos. Rouen es una ciudad marcada por la Segunda Guerra Mundial y las señales de las heridas son todavía visibles.

Aprende más sobre Rouen con mi post -> Qué ver en Rouen: la ciudad de Juana de Arco

5 – Visita Honfleur

La ciudad de Honfleur es una de las más bellas que he visto en este itinerario por Normandía. Es un puerto muy importante y su centro domina el puerto interior lleno de veleros amarrados. La forma de herradura la hace aún más característica. La iglesia de Honfleur, construida casi enteramente en madera, es también muy bella e insólita.

¿Para qué es hermosa Honfleur? Digamos que en Honfleur es agradable pasear y disfrutar de los aromas, sabores y olores de Normandía. Hay muchas tiendas de productos típicos, más o menos turísticas, que hacen de un simple paseo una forma de descubrir la cultura de Normandía. No olvides cenar en uno de los restaurantes del puerto, que ofrecen un menú del día entre 15 y 19 euros. Dados los costes nada baratos de Normandía, teniendo en cuenta dónde vas a comer, 15 euros por un entrante, un plato principal y un postre están bien gastados.

El único inconveniente de Honfleur: el aparcamiento. Solución: pagar por aparcar. Lástima que los aparcamientos sean tan caros como las joyerías.

cosa vedere normandia honfleur
El puerto de Honfleur de noche.

6 – Giverny y los jardines del pintor Monet

No sé mucho de arte, sin embargo el mundo impresionista de Monet me impresionó mucho. En Giverny, un pueblo de 500 habitantes junto al Sena, se encuentra la fundación Monet con la casa y los jardines del pintor impresionista. Es una visita obligada en un viaje a Normandía.

cosa vedere normandia giverny

Pasear por los jardines llenos de flores y arroyos de agua aporta paz y sin duda estimula la creatividad del artista. La casa es acogedora, especialmente la parte del salón, el resto son espacios pequeños pero bien cuidados, adornados con cuadros por todas partes. Los interiores son de color pastel. Te recomiendo encarecidamente que incluyas Giverny en tu itinerario normando, no te arrepentirás.

7 – Les andelys a orillas del Sena

Subiendo desde Giverny hacia la ciudad de Rouen, manteniendo el Sena a tu izquierda, llegas a un pueblo más grande llamado Les Andelyes. De pie, por así decirlo, en la planta baja, parece un pueblo muy normal y, de hecho, lo es… ¿cuál es su particularidad?

La vista desde Château Gaillard, el castillo de Les Andeleys. Sólo tienes que configurar el castillo en google maps y el navegador te llevará a las inmediaciones del aparcamiento. Desde allí subirás a la colina y tendrás esta fantástica vista de Normandía.

cosa vedere normandia les andeleys
Vista desde el castillo de Les Andeleys

8 – Los panoramas de Normandía

Hacer un viaje a Normandía en modo «Viaje Por Carretera» los paisajes son un elemento esencial y esa es la belleza de los viajes por carretera: el hecho de sumergirte completamente en un país que no es el tuyo y que no conoces, donde cada metro representa un nuevo descubrimiento y un nuevo paisaje.

Normandía está llena de carreteras secundarias y, por tanto, el propio paisaje se convierte en una de las cosas que hay que ver. Continuas subidas y bajadas entre campos, bosques, pueblos remotos y despoblados. Sí, digo despoblado, porque apenas se ve gente en los pueblos, parecen casi deshabitados. Casas alejadas unas de otras, cada una con su casita independiente y un trozo de tierra para cultivar.

Aparte de algunas ciudades un poco más grandes, como Bayeux, Honfleur, Le Havre y Caen, el resto es campo constante y omnipresente. Creo que sería perfecto para un buen periodo de desconexión y relajación. ¡Algo en lo que pensar!

9 – Atracón de bollería, queso y baguettes

Esto, más que ser algo para ver, es también algo para hacer. La tradición pastelera francesa es innegable. No hay forma de escapar del croissant matutino o delenclair de media mañana. ¿Hablamos de la omnipresente baguette?

Pero el problema radica en el modo de viajar… con un ontheroad te encuentras haciendo algunas compras en el supermercado y, aunque intentas contenerte, llenas la bolsa con provisiones para el viaje. Y así es como te enfrentas a la gastronomía francesa, así que, ya sabes, sigue mi buen ejemplo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here